Qué hacer cuando tenemos hijos menores pero no estamos casados con nuestra pareja. Es una de las preguntas que se hacen mucho padres a la hora de romper su relación sin estar casados o a la hora de gestionar un hijo fuera del matrimonio.

 

¿Qué son las medidas paternofiliales?

En definitiva es un procedimiento judicial, por el cual se regula la relación de una pareja, que no esta casada con respecto a sus hijos menores. Es decir, se regulará todo lo referente al menor, sin entrar en un procedimiento de divorcio ya que no están casados.

 

¿Qué se regulan las medidas paternofiliales?

Pues al igual que los divorcios, existen dos tipos de procedimientos, los de mutuo acuerdo y los contenciosos. Ambos se regularán por medio de una resolución judicial, que bien homologue un acuerdo entre los progenitores o bien lo dicte un juez si no hay acuerdo.

 

¿Qué regulan las medidas paternofiliales?

Regulan el régimen de visitas del menor, la custodia del mismo y la pensión de alimentos como norma general. A mayores pueden regular cualquier aspecto que afecte al menor y a la relación con sus padres como por ejemplo las vacaciones del mismo o el tipo de educación. Pero lo más común es que regulen, la custodia, el régimen de visitas y la pensión de alimentos.

 

¿Dónde se solicitan las medidas paternofiliales?

Deben de solicitarse en el juzgado, bien de mutuo acuerdo o bien contenciosas, eso si, en ambos casos será obligatoria la presencia del ministerio fiscal para que garantice el bienestar del menor o menores sobre los que se soliciten las medidas.

 

¿Se puede solicitar de mutuo acuerdo?

Si, al igual que el divorcio, en este caso también se pueden solicitar de muto acuerdo, presentando un convenio regulador en el que ambos padres estén conformes con la regulación, eso si, este convenio será supervisado por el ministerio fiscal. Y una vez dado el visto bueno, será homologado por el juez, con plenos efectos judiciales.