¿Se puede parar un desahucio?

¿Se puede parar un desahucio?

Un desahucio es un mal trago por el que han pasado muchas familias. Sobre todo, se dieron muchos casos cuando explotó la burbuja inmobiliaria en 2008 y el Euribor pegó un salto tremendo que muchos no pudieron asumir. Tras la crisis sanitaria del covid, parece que otras muchas familias se están viendo en una situación parecida. Pero ¿se puede parar un desahucio?

Evitar un desahucio consta de dos partes: la fase declarativa y la ejecutiva. Cada una de las fases lleva procesos distintos para frenar un desahucio. Por ejemplo:

Fase declarativa

Esta fase abarca todo el proceso desde que se presenta la demanda al juez hasta que este toma su decisión y hace una sentencia. Si el inquilino quiere frenar el desahucio tiene la opción de oponerse o no a la demanda. ¿Qué ocurre en ambos casos?

  • Si se opone, el juzgado emitirá un decreto y dará la fase ejecutiva por terminada ordenando el desahucio.
  • Si no se opone, tendrá que haber un juicio en el que el inquilino puede presentar razones por las que no puede ser desahuciado e incluso intentar negociar el pago. El juez decidirá si da la razón al propietario o al inquilino.

Así que la única forma que tiene el inquilino de frenar un desahucio en la fase declarativa es si gana el juicio.

Fase ejecutiva

La fase ejecutiva abarca el tiempo desde que concluye el juicio hasta que termina el proceso. ¿Hay alguna manera de frenar un desahucio en este punto?

Normalmente se establece una fecha para el desahucio, por lo que esta es inamovible. Ahora bien, el propietario puede pararlo en el momento que lo desee, aun cuando la sentencia esté dada. También podría frenarse si ambas partes (inquilino y propietario) llegan a un acuerdo.

¿Y puede hacerlo el inquilino por su cuenta? No de forma definitiva, pero sí puede alargar el tiempo, lo cual le concedería la oportunidad de estabilizar su vida por otro camino. Hay ciertos derechos regulados por la ley a los que inquilino se puede acoger y con los cuales se para el desahucio de forma temporal. Se establecería una nueva fecha.

Esto no es algo definitivo, como decíamos, pero da un tiempo que puede ser muy valioso en casos de vulnerabilidad. ¿Cuáles son estos derechos?

  • Petición de una prórroga.
  • Mostrar ante los servicios sociales que está en situación de vulnerabilidad social.
  • Demostrar que viven menores en la vivienda.

Aunque con las primeras opciones se alargaría un mes, la lentitud de la justicia juega en contra del propietario que tendrá que esperar a que se establezca una nueva fecha y esperar a que esta llegue, por lo que el asunto se podría alargar varios meses.

¿Estás en una situación de desahucio? ¿Eres propietario y quieres desahuciar a tu inquilino? Podemos ayudarte gracias a nuestra experiencia en temas legales. Contacta con nosotros y te informaremos de todo el proceso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.