¿Qué tengo que saber en el proceso de mi divorcio?

¿Qué tengo que saber en el proceso de mi divorcio?

El matrimonio es una manera legal de consumar el amor que 2 personas se tienen, un sacramento constituido por el mismo Dios en la biblia. Es un momento mágico, especial donde se formaliza una relación que tiene como objetivo una duración para toda la vida y como dice la famosa frase “hasta que la muerte los separe”. Este acto va más allá de un padre, pastor o juez que dirige una ceremonia con unos anillos que sellan el pacto entre los cónyuges, porque es la unión de 2 personas que serán un equipo y actuarán como uno, compartiendo los éxitos, procesos, y momentos difíciles.

En España se encuentra el matrimonio por el civil, el matrimonio eclesiástico, aunque también en los últimos años ha surgido una figura que ha ganado mucha popularidad en un gran sector de la sociedad como es el caso de la pareja de hecho, definida como la unión afectiva de 2 personas que mantienen una relación sentimental y conviven juntas, siendo generalmente la unión entre un hombre y una mujer, aunque los constantes cambios que ha tenido la sociedad incluyen en la actualidad la unión entre personas del mismo sexo.

Procesos matrimoniales

 

Aunque el matrimonio es un momento inolvidable para una pareja, en el camino pueden presentarse muchos procesos que pueden hacer que el amor de la pareja se acabe y empiece a ser sustituido por odio y sufrimiento. Hay que partir de la base que cada persona es única y tiene un criterio de pensamiento que la diferencia de otra. En el matrimonio es necesario que la pareja pueda establecer acuerdos en diferentes temas, los cuales les permitirán estar al día y en orden con muchas cosas.

En ocasiones será un miembro de la pareja que tendrá que ceder en su opinión para hacer sentir cómodo a la otra persona y viceversa. De eso trata una relación sana y balanceada, donde además del amor que debe existir, también debe estar presente cada día el diálogo cordial que permitirá lograr que la relación de la pareja perdure a través de los años, siendo ejemplo no solo para sus futuros hijos, sino también para las próximas generaciones.

Proceso del divorcio

Cuando los aspectos antes expuestos no se cumplen, empieza a notarse fricciones en la pareja, las cuales pronto se convertirán en peleas y pueden agravar la situación hasta el punto de querer tomar la decisión de acabar de manera su relación a través de un divorcio. Son millones de familias en el mundo que se ven afectadas por este proceso, siendo los hijos de la pareja si es el caso los que más sufren en el proceso, especialmente si son de temprana edad.

Si este es tu caso, es importante que puedas asesorarte con abogados especializados en el tema, los cuales te puedan ayudar a tomar las mejores decisiones en cuanto a aspectos como repartición de bienes, custodia de los hijos, régimen de visitas, manutención, entre otros, con el objetivo de que puedan establecerse acuerdos en el proceso que beneficien a ambas partes, y más importante aún a los hijos de la pareja en cuestión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.