¿Qué pasa si no voy a trabajar porque no me pagan?

¿Qué pasa si no voy a trabajar porque no me pagan?

Qué opciones tiene el trabajador ante el impago de las nóminas

Existen numerosos casos en los que las empresas, por diferentes razones, dejan de pagar la nómina a los empleados o se retrasan en los pagos. Ante esta situación es normal que los trabajadores se planteen la opción de no acudir al puesto de trabajo.

Por eso, os vamos a explicar brevemente qué ocurre si decidís no ir a trabajar.

Según el Estatuto de los trabajadores, el trabajador puede solicitar la extinción del contrato por retrasos o falta de pago del salario pactado en el contrato. En este caso también se percibe la indemnización correspondiente como si fuese un despido improcedente.

¿Qué opciones tiene el trabajador ante la falta de pago?

  • Continuar con el trabajo y esperar hasta que se reanuden los cobros. Esta es una opción para contemplar si es un periodo difícil para la empresa y se llega a un acuerdo con el empresario.
  • Puede pedir la rescisión del contrato de trabajo, como hemos mencionado antes, y que se califique como un despido improcedente. De este modo tiene derecho a indemnización y también a paro, si dispone de la cotización suficiente para poder cobrar la prestación.
  • La última opción es denunciar a la empresa por vía judicial. Desde que se presenta la denuncia en los juzgados pueden pasar meses hasta que se resuelva el juicio, pero el empleado tendrá que acudir al puesto de trabajo hasta que el juez dictamine.

¿Y si decido no acudir al puesto de trabajo?

Esta opción no es para nada recomendable, si el trabajador no acude al trabajo, aunque sea por no recibir el salario correspondiente, se podrá alegar abandono del trabajo y, con ello, la baja voluntaria del trabajador. O también se podría realizar contra el trabajador un despido disciplinario, el cual implica no tener derecho a indemnización ni al cobro del desempleo.

En cualquier caso, si el trabajador se marcha de la empresa, tiene el plazo de un año para reclamarlas. Si se deja pasar la reclamación más de un año la empresa ya no está obligada a pagar nada.

¿Cómo se procedería? Se debe solicitar ante el centro de arbitraje una demanda por extinción del contrato causada por el impago o retraso persistente del pago del salario correspondiente.

Si no se llega al acuerdo o la empresa no acude, tendréis que interponer la demanda ante el juzgado, para que un juez dictamine y falle a favor del trabajador o de la empresa.

En Gómez González abogados tenéis a vuestra disposición un despacho de abogados multidisciplinar, abarcamos todos los campos y somos especialistas en conflictos entre empresas y trabajadores. Nuestros abogados siempre velan por que los clientes puedan solucionar los problemas judiciales que tienen pendientes, ya sea como denunciantes o como denunciados.

Nuestro compromiso es ofrecer siempre los mejores servicios, con la mayor profesionalidad y, sobre todo, proporcionar asistencia legal de calidad.

Si necesitáis un bufete de abogados contactad con nosotros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.