El Estatuto de los Trabajadores establece que, para que un despido se considere como válido, este debe hacerse por escrito, es decir, que la empresa está obligada a presentar una carta de despido como requisito para que la finalización del contrato laboral sea legal. Pero, ¿qué ocurre si no me dan la carta de despido? ¿Qué tengo que hacer y cómo tengo que actuar?

La carta de despido permite al trabajador conocer los hechos por los cuales se ha producido el despido y la fecha del despido. Sin esto, el trabajador no sabrá ninguno de los hechos y, por tanto, la finalización de la relación laboral no se produciría. El despido verbal no es válido en España.

Qué hacer cuando no tengo carta de despido

Si has sufrido un despido verbal, tendrás que seguir los siguientes pasos para demostrar que la forma en la que ha terminado tu contrato laboral no es legal:

  • Envía un burofax a la empresa: el primer paso que debes dar es precisamente el de mandar un burofax a la empresa que ha realizado ese despido verbal sin carta de despido por escrito. Es recomendable hacerlo el mismo día ya que tan solo tendrás 20 días para reclamar por ese despido improcedente. Recuerda que la notificación siempre debe ir certificada y con acuse de recibo para poder demostrar que la empresa ha recibido el burofax.
  • No dejes nunca tu puesto de trabajo: si después de este despido verbal decides dejar tu puesto de trabajo, esto se podría interpretar como una baja voluntaria (ya que no has recibido ninguna notificación de que tengas que abandonar tu puesto de trabajo), por lo que no tendrás derecho ni a finiquito ni al paro. Así que, aunque tus jefes te repitan una y otra vez que te marches, no lo hagas sin una carta formal de despido.
  • Busca dos testigos: es posible que necesites tener dos testigos de confianza. Te costará encontrarlos en tu trabajo, así que usa esos días extras para hacerlo.

¿Qué pasa si la empresa no responde?

Si pasan 48 horas desde que enviaste el burofax y no has recibido contestación a tu petición, podrás interponer una demanda por despido. El trámite de será realizarse antes de que hayan transcurrido esos 20 días hábiles desde que te invitaron a abandonar tu puesto de trabajo sin una carta formal de despido.

Si durante el acto de conciliación, que es el que se producirá durante la demanda, no se llega a ningún tipo de acuerdo, podrás interponer esa demanda en el juzgado de lo Social. Para ello te recomendamos contar con abogados especializados en despidos.

Abogados de confianza y expertos en despidos

Ante esta situación tan complicada te recomendamos buscar a un abogado experto en despidos ya que el trámite podrá ser largo y difícil en muchas ocasiones. Enfrentarte a tus jefes no es fácil, y mucho menos lo será si lo haces solo.

Confía en nosotros para que te ayudemos con tu caso. Contamos con una gran experiencia en el sector de los despidos. Todos nuestros clientes se marchan satisfechos por nuestro trabajo. ¿A qué esperas tú?