El reciente brote de Covid-19 y el ya decretado estado de alarma han derivado en multitud de ERES y ERTES en nuestro país, lo que ha llevado a toda la población y en especial a los afectados a preguntarse qué diferencia existe entre ambos términos. Por lo que analizaremos la diferencia entre ERE y ERTE.

A continuación vamos a responder a esta pregunta aclarando en qué consiste exactamente cada uno, recuerda que si después tienes dudas o necesitas un abogado profesional puedes contactar con nuestro equipo sin ningún tipo de compromiso:

¿Qué diferencia hay entre un ERE y un ERTE?

La diferencia principal entre un ERE y un ERTE radica en la duración de sus consecuencias. Si hablamos de un ERE nos enfrentamos a un despido definitivo, es decir sus consecuencias son definitivas, mientras que en el caso de los ERTES hablamos de expedientes de regulación de empleo temporal.

¿Qué significa ERE y que significa ERTE?

Para entender mejor las diferencias entre ambos términos debemos conocer qué significan exactamente:

ERE: Son las siglas de Expediente de Regulación de Empleo. El expediente es definitivo y podríamos hablar de un despido en toda regla.

ERTE: Son las iniciales de Expediente de Regulación Temporal de Empleo. Por lo que el cese de la actividad se establece solamente durante un periodo determinado de tiempo. Como su propio nombre indica es Temporal. La legalidad del ERE y el ERTE

En un principio ambas medidas son totalmente legales, ya que se encuentran recogidas en Real Decreto Ley 3/2012. Su finalidad es que las compañías puedan solucionar situaciones complicadas de carácter económico, técnico, organizativo o de producción.

A su vez el ERE y el ERTE se encuentran regulados en el Estatuto de los Trabajadores, donde se refleja que el primero provoca despedidos firmes y permanentes, mientras que el segundo no se trata de un despido como tal, sino de la suspensión temporal de una parte o de la totalidad de la plantilla.

Por lo general las empresas que aplican un ERE lo hacen por el cese total de su actividad, es decir porque se ven obligadas a echar el cierre definitivo, por contra en el caso de los ERTES la compañía suele seguir en activo. Recuerda, eso sí, que hablamos siempre de la mayoría de los casos.

Cuando sucede un ERE la empresa suele justificar importantes causas económicas, productivas, técnicas u organizativas, también puede alegar otras razones de causa mayor que la lleven a la disolución total de la compañía.

Por otro lado debes saber que aunque no exista una causa legal, también pueden darse los Expedientes de Regulación de Empleo pagando una indemnización similar a la de un despido improcedente.

¿Existen indemnizaciones en caso de ERE y ERTE?

En caso de ERTE el trabajador no contaría con una indemnización, aunque sí podría recibir una prestación en concepto de pago por horas de la prestación de desempleo.

Cuando se sucede un ERE, el trabajador Sí tiene derecho a una indemnización, el valor de dicha indemnización se pacta entre trabajadores y representantes, en este caso el trabajador también tiene derecho a la prestación por desempleo.

Privacy Preference Center