Custodia compartida tras separación o divorcio: todo lo importante

Custodia compartida tras separación o divorcio: todo lo importante

La familia siempre ha sido reconocida como la base de la sociedad, y el matrimonio el fundamento de un hogar sólido y cargado de valores para próximas generaciones. Sin embargo, ninguna pareja vive una unión marital perfecta, porque siempre existen fricciones o asperezas que pueden agravar la relación.

La buena comunicación entre la pareja es necesaria para llegar a acuerdos y resolver conflictos. Si te sientes identificado con lo antes expuesto y el silencio para no llegar a una fuerte discusión se mantiene, debes tomar el primer paso y fomentar una discusión cordial y sana acerca del tema. Todas estas cosas pueden llevar a un divorcio que aparte de consecuencias emocionales o sentimentales, tendrá consecuencias económicas, familiares, entre otras.

La custodia en medio del divorcio

El divorcio es el término en forma legal de una relación matrimonial o pareja de hecho cuando ambas partes deciden por mutuo acuerdo o por intermediarios tomar caminos diferentes. Este trámite no solo es un documento que consta ante la ley de una separación, sino también tiene otros apartados que suelen tener complicaciones para dirimirse según sea el caso como, por ejemplo, la custodia de los hijos.

En España, durante el mes julio de 1.981, fue aprobada la Ley del Divorcio, donde la custodia de los hijos se concedía a uno de los progenitores, dejando al otro con régimen de visitas y estancias. Este proceder aún existe en muchos países de Iberoamérica, donde en general es la madre la que suele hacerse con el cuidado del niño o niña, no obstante, en ocasiones donde el padre demuestre que la madre no está facultada física, mental, psicológica o económicamente, se le otorga a este la custodia.

En un divorcio, los hijos son los que más sufren habitualmente, porque no quieren separarse de su padre o madre. Cuando esto sucede, les puede afectar emocionalmente ver que sus compañeros de clases o amigos vivan tanto con su padre o madre. Esto puede llevarles a la depresión entre otras manifestaciones emocionales.

Ante estas circunstancias, la Ley 15/2005, de 8 de julio, donde se modifican el Código Civil y la Ley de Enjuiciamiento civil en el apartado de separación y divorcio aparece en escena el Régimen de Custodia Compartida.

Desarrollo de la custodia compartida

El siglo XXI cambió los términos de un divorcio en materia de custodia de los hijos, con el fin de hacer que el crecimiento de estos sea más sano y ameno, además de poder convivir con ambos progenitores. La custodia compartida se define como el documento legal que concede tanto al padre como a la madre tomar decisiones en igualdad de condiciones sobre el cuidado de sus hijos.

Este régimen permite a los padres establecer periodos alternativos de convivencia, como por ejemplo que el niñ@ conviva una semana con su madre y otra con su padre, donde el progenitor responsable de ese lapso será el único responsable ante la ley. Este procedimiento puede repetirse en periodos quincenales, mensuales, trimestrales, entre otros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.