Cómo sé que mi abogado es el correcto

Cómo sé que mi abogado es el correcto

La defensa de las personas es uno de los actos más valiosos e importantes que pueden existir en la sociedad. Aportar un grano de arena por el bien de otro individuo es algo que en la actualidad no es muy común, porque un amplio sector de la colectividad busca cumplir aquella premisa de que nadie da nada por nada. Esto se explica en que si alguien te hace un favor es prácticamente una obligación dar algo a cambio, bien sea dinero, pagar con otro favor, entre otras cosas.

Sin embargo en el ámbito del derecho cualquier ciudadano acusado de un delito tiene derecho a un abogado público el cual le asigna el Estado. Este profesional del derecho está encargado de desplegar todos sus conocimientos en el ámbito jurídico, con el objetivo de representar de la mejor manera posible a su cliente con un propósito bastante claro, como el de la demostración de su inocencia ante un juez, la parte acusatoria, testigos y público en general.

No existen un tiempo establecido para conocer la decisión final de un juez sobre un determinado caso, debido a que el delito, presuntos responsables, nuevas evidencias, entre otros elementos que puedan descubrirse en el camino determinarán la duración de un proceso judicial el cual puede tardar semanas, meses, e incluso años de acuerdo con las características antes mencionadas.

Funciones de un abogado

Los abogados son profesionales del derecho que tienen diferentes funciones según la rama de esta profesión que escojan. La labor de ellos es defender con argumentos basados en testimonios, pruebas escritas, audiovisuales, entre otras la causa de sus representados para evitar una condena.

En medio del proceso judicial también debe preparar la defensa con una argumentación segura de lo que posee y de sus capacidades como abogado. Además debe tener clara las características de un debate para defender su posición, atacar con base en lo que no esté de acuerdo y rebatir diferentes puntos de vista sobre el caso en cuestión.

Mismo proceso sucede si es un abogado acusatorio, el cual tiene el deber de demostrar con pruebas fidedignas que el presunto o presuntos culpables del acto delictivo sean declarados culpables, y en base al material presentado, más la evaluación del juez del caso establecer la mayor cantidad de años de condena a la parte contraria.

El abogado de confianza

Los abogados no solo se limitan a funcionar bajo rama penal del derecho. Existen otras ramas del derecho como el derecho civil, derecho procesal, derecho aboral, derecho administrativo, tributario, internacional entre otros. Si todavía no has acudido a un abogado para alguna situación que requiera de su actuación, te recomendamos buscar testimonios de familiares, amigos o conocidos, los cuales te podrán conectar con el profesional del derecho adecuado, quien podrá representarte en cualquier acto legal, así como asesorarte según el momento y situación que vivas. Los honorarios de los abogados suelen costar entre 250 hasta los 2.500 euros y mucho más, por lo que encontrar el abogado de confianza también dependerá de tu presupuesto económico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.