¿Cómo se calcula la porción legítima?

¿Cómo se calcula la porción legítima?

La vida está llena de momentos buenos, momentos de aprendizajes que se convierten en obstáculos que nos ayudan a poder levantarnos más fuertes, entendiendo que el esfuerzo y la dedicación en todas las áreas de la vida permitirá que el éxito pueda manifestarse de manera tangible. En algunas familias existen mayores facilidades que en otras de poder acceder a mejores oportunidades, lo cual evidencia la diferencia en cuanto a las clases sociales que existen, las cuales se diferencian principalmente por su capacidad económica. Naturalmente existe la clase alta, la clase media y la clase baja, la cual es la más precaria.

Las familias que pertenecen a la clase alta tienen el origen de sus riquezas en negocios familiares que han trascendido a través del tiempo, herencias, o también por el hecho de recibir grandes ingresos por lo que hacen, como es el caso de los deportistas que en los últimos años obtienen ganancias incomparables a las que se manejaban en el pasado.

Lo cierto del caso es que así como es recomendable que una persona y familia promedio ponga orden a sus ingresos y egresos a través de un presupuesto, el ahorro, entre otros mecanismos, las familias de la alta sociedad también deben hacerlo por diferentes cuestiones que de no ser abordadas pueden generar grandes discrepancias económicas.

Compromisos de la alta sociedad económica

Las familias que forman parte de la alta sociedad económica tienen diferentes compromisos que deben cumplir mensualmente y anualmente; estos van más allá de sacar la cara por los gastos convencionales que pueden ser comida y servicios básicos como luz, agua, gas e internet. Las familias de alta sociedad son poseedores de propiedades así como de empresas las cuales tienen empleados que deben recibir sus salarios, entre otros beneficios, con el objetivo de poder hacer funcionar de manera óptima cada uno de sus negocios.

Mantener estos compromisos ayudarán a que los negocios y empresas en cuestión puedan tener mayor credibilidad, y por ende, crecimiento económico, por lo cual estos emporios familiares verán el crecimiento de su patrimonio que se traduce en mayor éxito no solo en el presente, sino de cara al futuro.

 

Porción legítima

Las familias que de una u otra manera pertenecen a la alta sociedad económica, tienen el compromiso de ordenar sus finanzas no solo en el presente, sino de cara al futuro, porque sus hijos y demás generaciones tendrán el derecho de disfrutar de sus respectivas herencias y porciones legítimas, por lo cual se hace necesario contar con un abogado de confianza que pueda ser de útil ayuda en todo el proceso.

Una porción legítima se define como la cantidad de bienes que el testador no puede utilizar por haberla puesto en manos de la ley a herederos determinados, los cuales se denominan como herederos forzosos.

La porción legítima se puede calcular sumando el valor de la herencia, el cual resulta de la deducción de bienes que el testador deje a su muerte, las deudas y cargas que pesan sobre los mismos, así como el valor de las donaciones y liberalidades equivalentes otorgadas por el testador en vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.