Ante cualquier asunto legal en el que puedas estar metido vas a necesitar a un profesional para que te lleve el caso. Estos profesionales son los que te van a estar acompañando durante todo el proceso velando por tus intereses. Los abogados son una parte fundamental en la vida de una persona para comprender muchos procedimientos y así salir airoso de todos los errores o problemas en los que te hayas visto envuelto.

Existen numerosas ramas de derecho, ya sea laboral, mercantil, penal… etc Por lo que es necesario que antes de decidirte a elegir a un abogado sepas muy bien en qué está especializado para saber si es el que necesitas. Por ejemplo, si tienes una problemática en tu trabajo tendrás que buscar a un abogado que sepa todo el sistema laboral, de esta manera te ayudará mejor que otro que tenga conocimientos en otras variedades del derecho.

¿Qué errores cometemos al elegir un abogado? 

Para que no caigas en los errores más comunes que observamos al elegir el equipo de abogados, descarta los siguientes puntos:

  1. El precio. Como comúnmente se dice: “lo barato sale caro”, pues lo mismo pasa con estos especialistas. No te guíes por el bajo precio que pueda llegar a tener, tener un buen abogado con experiencia y con trayectoria se tiene que pagar bien dentro de los límites que uno tenga.
  1. Abogados de la tele. En ocasiones podemos pensar que solo son buenos los abogados que aparecen en algún medio de comunicación. No te equivoques, están en ese canal porque su asunto es de mayor interés, por lo que no quiere decir que por ser mediático sea mejor.
  1. En los juicios es flojo. Puede ser que en el momento del auto hayas escuchado que tu abogado no ha hablado mucho o se ha quedado callado, por lo que no tienes que pensar que es menos profesional que el de la otra parte. Si no expone los intereses en ese instante será porque cree conveniente otro momento o porque tiene una estrategia alternativa mejor.

Conociendo el top 3 de los errores que más se realizan a la hora de elegir abogado, vamos a detallarte en lo que sí que te tienes que fijar para que sea el abogado ideal.

¿Cómo sé que es el abogado que necesito? 

  1. Observa cómo trabaja, si tiene organización y planificación en todo momento.
  1. En la primera toma de contacto, mira si se involucra en tu tema y se ya te puede comentar alguna acción que puede realizar para ayudarte.
  1. Infórmate si tiene experiencia y en qué rama se encuentra más cómodo.
  1. Investiga si hablan bien de él y cuántos casos ha ganado similar al tuyo.

Si sigues estas pautas podrás escoger al mejor abogado que se adapte a ti y a tus necesidades. Es muy importante que lleves a cabo estos puntos para no dudar en ningún momento. De tu elección dependerán las victorias que consigáis juntos en tus asuntos.