¿Qué es la nulidad matrimonial eclesiástica?

¿Qué es la nulidad matrimonial eclesiástica?

El matrimonio es un episodio en la vida que se recuerda para toda la vida, especialmente de la pareja en cuestión, pero también de los padrinos de ceremonia, familiares e invitados que presencian el momento donde se consuma de manera oficial el amor entre 2 personas, lo cual se convierte en un recuerdo para toda la vida. En el pasado se dependía de las fotos físicas que se almacenaban en los álbumes de fotos, pero ahora con la llegada de las cámaras digitales, los teléfonos móviles con cámaras y las redes sociales (RRSS), tus mejores recuerdos pueden permanecer en tus perfiles perdurando como nuevos a través del tiempo.

Uno de los factores que diferencia una boda de otras es sin duda alguna el económico, porque los recursos con los que cuenten los novios, familiares y amigos implicados en la organización de la ceremonia y posterior recepción varían, ya que mientras mayor sea la cantidad a disponer, mejor podría ser la decoración, el vestido de novia, la comida, las mesas, música, entre otros elementos que ayudan a tener un mejor espectáculo para el recuerdo especialmente de los novios y de los invitados.

Poder contar también con todos los requisitos legales para la celebración de un matrimonio es imprescindible, porque a pesar del amor que se tengan los novios y la ceremonia en la iglesia, la ceremonia que es más importante a nivel jurídico es el matrimonio civil, donde a través de un notario se puede efectuar manera legal una ceremonia.

¿Cómo se puede anular un matrimonio?

Si los novios y demás personas implicadas en un matrimonio no cuidan ciertos detalles, es posible que la ceremonia tanto civil como eclesiástica carezca de legalidad total. En el matrimonio civil acuden junto a los novios los testigos, familiares y amistades más cercanas, pero en el matrimonio eclesiástico se invitan a un cúmulo de personas que pueden ser testigos de un episodio bochornoso que puede ser la nulidad de un matrimonio a nivel eclesiástico.

La nulidad de un matrimonio eclesiástico se define como la voluntad que puede tener uno de los cónyuges en que declare la ilegalidad de su unión ante la entidad eclesiástica, es decir, reconocer que el vínculo marital nunca ha existido, dando como resultado que el cónyuge demandante pueda quedar libre de manera legal para celebrar una nueva unión matrimonial con otra persona.

Características de la nulidad matrimonial eclesiástica

Algunos factores que pueden presentarse para buscar la nulidad eclesiástica de un matrimonio   por parte de una o diferentes partes implicadas son los defectos de formas, los cuales se presentan por ejemplo por la carencia de los testigos correspondientes para la correcta ejecución de la ceremonia, lo cual es un requisito obligatorio para que la unión matrimonial sea considerada legal.

Otros aspectos que suman a una nulidad matrimonial eclesiástica son que los novios sean menores de edad, que algunos de los contrayentes sufra una enfermedad mental que no les habilite a tomar decisiones de forma independiente. Además, el abogado encargado del proceso, debe ser Doctor en Derecho Canónico, aunado a tener la autorización del obispo de la diócesis donde se presenta la demanda en cuestión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.