El mobbing, bullying o acoso laboral es un término que escuchamos con frecuencia pero que muchas veces no sabemos lo qué significa realmente. A continuación te detallamos en qué consisten estas malas prácticas laborales, que esperar ante los tribunales y las pruebas más habituales para desenmascarar a un acosador:

¿Qué es el mobbing en el trabajo?

Aunque el mobbing o acoso laboral puede definirse de varias maneras, nos centraremos en los términos empleados por la RAE. Esta dicta que el mobbing o acoso laboral es el hostigamiento al que una persona se ve sometida de forma sistemática en el ámbito laboral y que, como consecuencia, le suele provocar trastornos psicológicos serios.

¿Cuáles son los tipos de acoso laboral que podemos encontrar?

El acoso laboral puede calificarse en diferentes tipos que varían en función de las personas implicadas y el tipo de acciones realizadas:

  • Vertical descendente: Cuando un superior acosa a alguien que está bajo su mando.
  • Vertical ascendente: El caso contrario. Se produce cuando los trabajadores realizan mobbing a un superior.
  • Horizontal: Se produce entre personas que se encuentran en la misma jerarquía
  • Bur-out o boreout: Se da cuando el trabajador no se desempeña adecuadamente en su puesto de trabajo, siempre de forma consciente y deliberada.
  • Violencia física o verbal: Si se producen agresiones físicas o verbales entre miembros de la misma compañía.

¿Qué requisitos deben existir para que se considere mobbing o acoso laboral?

Debemos diferenciar muy bien lo que es una discrepancia ocasional con un jefe, subordinado o compañero de lo que supone un verdadero caso de mobbing. Para que una situación sea considerada como acoso laboral deben cumplirse los siguientes puntos:

  • Presencia de violencia psicológica, persecución u hostigamiento contra una persona determinada o un grupo de personas.
  • Cualquier tipo de violencia física o violencia psicológica intensa o grave.
  • Debe ser una situación prolongada en el tiempo, se suelen tratar casos de mobbing que rondan los 6 meses, pero cada circunstancia es única y debemos ser muy flexibles.
  • La violencia ejercida debe tener como objetivo el daño moral o psicológico del empleado con el fin de marginar dentro del entorno laboral.

¿Qué puede solicitar el trabajador ante los tribunales?

En caso de que el trabajador que sufre mobbing cuente con las pruebas necesarias (Que detallaremos en el siguiente punto) podrá solicitar legalmente ante los Tribunales:

  • El cese de su contrato alegando graves incumplimientos contractuales por parte del empresario. Si se llega a este punto el empleado tendrá derecho a la misma indemnización que se abona por despido improcedente y a la prestación por desempleo.
  • Indemnización por daños psicológicos y morales.
  • Una declaración de violación de sus derechos.
  • La condena al acosador, esta viene recogida en el artículo 173.1 del Código Penal.

Pruebas frecuentes para demostrar acoso laboral

  • Testimonio de víctima y acosador.
  • Testimonio de testigos.
  • Modificación de las condiciones de trabajo que atenten contra la dignidad del empleado.
  • Fotografías y videos.
  • Conversaciones de aplicaciones de mensajería instantánea: WhatsApp, Mail, Messenger…
  • Publicaciones o mensajes en redes sociales.
  • Partes que corroboren la duración de la situación.
  • Informe médico-psicológico sobre el estado de la víctima.
  • Actas de la Inspección de Trabajo.