Las crisis de familia son uno de los problemas más comunes en las relaciones de pareja, algunas de ellas llegan a la ruptura del matrimonio, o lo que es lo mismo al divorcio.

En Madrid, existen cientos de divorcios al año que podemos clasificar en contenciosos o de mutuo acuerdo, pero existen otras múltiples circunstancias que hacen de los procedimientos de divorcio que sean mas o menos complejos.

Podemos hablar de algunos aspectos que hay que tener en cuenta para la tramitación de un divorcio, el primero y principal es si dicho divorcio es con hijos o sin ellos, ya que en el segundo de los supuestos, tendremos que regular la situación de los menores una vez producido el divorcio, es decir, custodia, régimen de visitas, pensión de manutención, gastos extraordinarios etc.

También tendremos que tener en cuenta si el matrimonio tiene bienes o no, para poder regular su uso mientras se insta la temida liquidación de gananciales.

Otro aspecto a tener en cuenta es si existe un desequilibrio económico entre los conyugues cuando se produce el divorcio, ya que esto dará lugar a una pensión compensatoria, que puede ser vitalicia o por un periodo de tiempo determinado.

Todas estas circunstancias y otra, pueden regularse en el procedimiento de mutuo acuerdo, siempre que los conyugues lo plasmen en un convenio, de esta forma todo será mas sencillo y mas rápido, y por su puesto mas económico.

Si estas en esta situación, podemos atenderte en nuestra oficinas de Madrid sin ningún compromiso y ayudarte a tramitar tu divorcio.

En la actualidad, existe también la posibilidad de iniciar el divorcio ante notario, eso si para ello no deben de existir hijos menores, siendo este un trámite mucho más rápido y sencillo. Para ello nos puedes consultar ya que es obligatoria la presencia de un abogado en el procedimiento que redacta el convenio, que luego será sometido a la firma notaria para su validación e inscripción en el registro civil.