Qué es un delito contra los derechos de autor

Quién no conoce las advertencias de copia y distribución que aparecen previamente al disfrute de una película ya sea en el cine o en casa, las mismas que en los VHS solíamos rebobinar sin pensarlo dos veces. Hoy en día con la llegada de internet, no sólo quedan en el olvido esas largas frases legislativas, sino que por otro lado y más que nunca, se escucha hablar de los derechos de autor y de cómo estos podrían estar en riesgo puesto que han de hacer frente a la piratería.

Pero ¿a qué nos referimos con delito contra los derechos de autor? ¿qué se contempla como tal? En primer lugar habría que diferenciar el tipo de infracción contra los derechos de autor debido a que no todo es delito.

Ante un atentado contra los derechos de autor se puede recurrir por la vía civil o por la vía penal. Obviamente un delito estará regulado por el Código Penal lo que conllevará a que se exija una compensación económica por los daños causados, además de como su nombre indica, una pena o castigo.

Para que exista un delito se ha de perjudicar a una persona, pero sobre todo, hay un delito contra los derechos de autor en el momento en el que se obtiene un beneficio económico, ya sea directa o indirectamente.

Por lo tanto, para recurrir por la vía penal cuando se ha producido la explotación de una obra sin consentimiento del autor, hay dos condiciones: o bien que se le cause perjuicio al autor o bien que exista una intencionalidad de recibir un beneficio económico.

Los delitos contra la propiedad intelectual se encuentran recogidos en el Capítulo XI del Código Penal, concretamente en la Sección 1, en los artículos que van del 270 al 272. A continuación se muestra parte del artículo 270 del Código Penal, donde se recogen las bases de lo que es un delito contra los derechos de autor:

derecho de autor

Será castigado con la pena de prisión de seis meses a cuatro años y multa de doce a veinticuatro meses el que: Con ánimo de obtener un beneficio económico directo o indirecto y en perjuicio de tercero, reproduzca, plagie, distribuya, comunique públicamente o de cualquier otro modo explote económicamente, en todo o en parte, una obra o prestación literaria, artística o científica, o su transformación, interpretación o ejecución artística fijada en cualquier tipo de soporte o comunicada a través de cualquier medio, sin la autorización de los titulares de los correspondientes derechos de propiedad intelectual o de sus cesionarios. (art. 270.1 CP)

La misma pena se impondrá a quien, en la prestación de servicios de la sociedad de la información, con ánimo de obtener un beneficio económico directo o indirecto, y en perjuicio de tercero, facilite de modo activo y no neutral y sin limitarse a un tratamiento meramente técnico, el acceso o la localización en internet de obras o prestaciones objeto de propiedad intelectual sin la autorización de los titulares de los correspondientes derechos o de sus cesionarios, en particular ofreciendo listados ordenados y clasificados de enlaces a las obras y contenidos referidos anteriormente, aunque dichos enlaces hubieran sido facilitados inicialmente por los destinatarios de sus servicios. (art. 270.2 CP)

Además en el artículo 271 del Código Penal se exponen los agravantes de las condenas por cometer delito contra la propiedad intelectual. Estos agravantes son:

Involucrar a menores en los delitos. Pertenencia a una organización criminal. Que el beneficio económico sea de especial trascendencia. La especial gravedad de los hechos.

Algunos ejemplos de delitos contra la propiedad intelectual son el plagio, la copia, distribución y reproducción no autorizada, la venta ambulante de productos de imitación, el almacenamiento, importación o exportación no autorizado o las webs de enlaces, incluso aunque los beneficios se den de forma indirecta (por ejemplo las ganancias derivadas de la publicidad expuesta en la web).

Por lo tanto, los derechos de autor están protegidos, como hemos visto, no sólo por el Código Civil sino que también por el Código Penal. En cualquier caso si nos enfrentamos a una situación en la que veamos vulnerados derechos de autor podemos informarnos y dejarnos aconsejar por un profesional que nos guiará a través del proceso de reclamación.

Ponte en contacto con nosotros


Acepto vuestra Política de Privacidad.

Quiero recibir información periódica sobre vuestras actividades.