Blog 'El Abogado'

Blog "El Abogado"

¿Qué es el convenio regulador y que contenido debe de tener?

Cuando un matrimonio decide divorciarse legalmente, es necesario que lleven a cabo un proceso judicial, que puede acabar complicándose si los cónyuges comparten hijos menores de edad o incapacitados.

¿Qué es el convenio regulador y qué contenido debe de tener?

Si las dos partes implicadas están de acuerdo con la disolución del vínculo matrimonial, llevarán a cabo un un divorcio de mutuo acuerdo (o express), que se plasmará en un documento conocido como Convenio Regulador de divorcio.

Este tipo de divorcio es mucho más beneficioso para todos los implicados, ya que al no tener que acudir a juicio, el proceso, así como los costes, se acortarán de una manera significante. Además, antes o durante el proceso las partes implicadas pactarán los aspectos de la separación: con quién se quedarán los hijos, en el caso de existir, cuál será la pensión que reciban, así como el régimen de visitas, el reparto de bienes, quién podrá residir en la vivienda conjunta…

En el caso contrario, cuando no se realiza este tipo de divorcio y, por tanto, tampoco, el convenio regulador, es el Juez el que tendrá poder de decisión sobre todos los aspectos anteriores, aunque debe tener en cuenta que los cónyuges pueden haber llegado a acuerdos sobre qué ocurrirá en caso de nulidad, separación o divorcio.

Para realizar un divorcio express es necesario que los cónyuges cumplan con diferentes requisitos: han debido pasar al menos tres meses desde la celebración del matrimonio, ambas partes deben estar de acuerdo en acabar con vínculo matrimonial, aunque no deben indicar los motivos, y son los dos quienes deben solicitarlo, o al menos uno de ellos con el consentimiento del otro.

Si se cumplen los requisitos anteriores, el siguiente paso es llevar a cabo el Convenio Regulador, que consta de, al menos, las siguientes partes diferenciadas:

Atribución de la vivienda compartida y del ajuar familiar. Las partes implicadas decidirán quién continuará residiendo en la vivienda y cómo se repartirán los bienes pertenecientes a la familia.

Hijos:
Custodia. Se pactará con cual de los padres vivirá el menor, siendo común la custodia compartida, donde ambos son responsables de sus cuidados. Será necesario indicar si son los padres quienes se desplazarán entre una vivienda y otra o los propios hijos. Pensión alimenticia. Si, por el contrario, la custodia la tiene únicamente uno de los progenitores, se deberá establecer cuál será la pensión alimenticia, es decir, cuál será la cantidad económica que deba aportar el progenitor que no tenga la custodia para ayudar a sufragar los gastos del día a día del menor, además de tener en cuenta quién se ocupará de los gastos extraordinarios (normalmente se dividirán a partes iguales entre ambos progenitores) . Régimen de visitas. Además, se deberá establecer un régimen de visitas, siendo el mínimo el que permita a la parte que no tenga la custodia vivir con su hijo fines de semanas alternos y la mitad de las vacaciones.

Pensión compensatoria. Si el matrimonio ha producido un desequilibrio patrimonial en una de las partes, la otra deberá abonarle una pensión compensatoria.

Este convenio lo deben firmar ambas partes y puede ser modificado judicialmente si cambian las circunstancias que llevaron a adoptar las medidas determinadas en un primer momento. Cualquier cónyuge o incluso el Ministerio Fiscal puede solicitar la modificación del convenio, siempre que se demuestre que la realidad en la que se firmó ha cambiado. Esto se suele realizar, sobre todo, en casos en que la renta de uno de los progenitores haya cambiado sustancialmente, siendo necesario realizar una modificación de la pensión, ya sea para aumentar su cuantía o reducirla.

Cuando el convenio se haya presentado en el juzgado, el siguiente paso será acudir para ratificar el convenio, es decir, confirmar que ambas partes lo han firmado. Si uno de los cónyuges no se presenta, el caso será archivado.

Después, el convenio se enviará al Ministerio Fiscal, que será quien controle si las decisiones tomadas por los cónyuges ocasionan algún daño sus descendientes menores de edad.

Si todos los pasos se han realizado correctamente, las partes implicadas recibirán una sentencia donde se aprobará el convenio regulador, se establecerá el divorcio y se devolverá toda la documentación original que se ha tenido que aportar a lo largo del proceso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*