Blog 'El Abogado'

Blog "El Abogado"

LAS CLAVES DEL DIVORCIO DE MUTUO ACUERDO

Un divorcio nunca es sencillo aunque éste sea de mutuo acuerdo. Nunca es un proceso agradable para los cónyuges que han decidido dar un importante paso y finalizar su matrimonio, pero cuando el divorcio es de mutuo acuerdo, el proceso de divorcio se agiliza, y se consigue así hacer menos traumática una experiencia a veces realmente complicada.

Cuando un matrimonio llega a su fin, los aspectos legales, jurídicos y económicos son muy importantes, pero la inestabilidad personal y emocional es la que juega peores pasadas a sus protagonistas, de ahí que los divorcios de mutuo acuerdo son siempre la mejor recomendación para tratar de que el proceso de separación y posterior divorcio sean lo más rápidos y llevaderos posibles y así permitir que rápidamente las dos partes del matrimonio puedan retomar su vida.

El divorcio de mutuo acuerdo se produce cuando ambos cónyuges están de acuerdo con la separación y con los principales puntos de la disolución del matrimonio que quedarán reflejados en el convenio regulador de divorcio que permite que se pueda ejecutar el Divorcio Express y que por tanto en un período relativamente corto, de unos tres meses desde que se tramita la demanda, éste pueda hacerse efectivo.

Para tramitar un divorcio de mutuo acuerdo debemos tener muy en cuenta los pasos que debemos seguir para que todo sea correcto y legal. La demanda de divorcio de mutuo acuerdo se aplica en España desde 2005 y supone ciertas ventajas en comparación con la anterior Ley de divorcio de los años 80, pero hay ciertos requisitos y elementos fundamentales que se deben tener en cuenta.

Divorcio de mutuo acuerdo: las claves

-Lo primero que debemos saber es que para realizar una demanda de divorcio de mutuo acuerdo necesitaremos que el matrimonio a disolver se haya celebrado como mínimo tres meses antes que esa solicitud. No importa si es un matrimonio por la iglesia, o un matrimonio civil, si se ha celebrado en el extranjero o en España, pero la duración mínima para solicitar el divorcio de mutuo acuerdo es de 3 meses.

-Junto con esa demanda de divorcio de mutuo acuerdo, en el que se manifiesta que ambos cónyuges están de acuerdo en separarse, debe incluirse también un documento fundamental, el convenio regulador de divorcio. Este documento es clave y en él se acuerdan los puntos más importantes del proceso de divorcio.

Así el convenio regulador debe incluir:

-En el caso de que haya hijos, la patria potestad, así como el régimen de comunicación y de visitas, incluso el régimen de comunicación y visitas con los abuelos si se da el caso. También deberá incluir la guardia y custodia de los pequeños fruto del matrimonio.

-Atribución de la vivienda conyugal y el ajuar. Es decir, entre los dos cónyuges deberán decidir quién se queda con la vivienda residencial de la familia.

-Manifestación explícita sobre la disolución de la convivencia conjunta. Con la anterior ley, la demanda de divorcio se realizaba únicamente cuando en la convivencia se daban algunas de las causas incluidas en la ley como el alcoholismo, por ejemplo, ahora no hay necesidad de indicar una causa de divorcio, pero si es de mutuo acuerdo debe haber una manifestación del mismo y debe estar incluida en este convenio regulador.

-Si se da el caso, también será necesario incluir la pensión compensatoria y la pensión de alimentos en favor de los hijos del matrimonio.

-Por último también deberá estar incluido en este convenio regulador la liquidación del régimen económico matrimonial.

-Por otro lado, es obligatorio que todas las páginas del convenio regulador estén firmadas por los dos cónyuges.

Una vez que quedan aclarados todos los puntos del divorcio de mutuo acuerdo y cada cónyuge sabe cuál será su situación a partir de la ejecución del divorcio, este convenio regulador se presenta ante el juzgado. A partir de ahí, el juzgado citará a los dos miembros de la pareja para que ratifiquen el convenio presentado en el jugado, es decir, los cónyuges deberán confirmar de nuevo que ambas partes están de acuerdo con lo pactado en el convenio. Si uno de los cónyuges no aparece para esta citación, se archivará el divorcio de mutuo acuerdo y comenzará otra vía para tramitar el divorcio.

En caso de que ambas partes comparezcan el convenio regulador será trasladado al Ministerio Fiscal, que se encargará de confirmar que lo estipulado en el convenio regulador no causa daños ni perjuicios para el menor o menores fruto del matrimonio de los cónyuges.  Si todo es correcto, se recibirá la sentencia y se establecerá la disolución del vínculo matrimonial. Si pasados los años, el convenio regulador aprobado en su día ya no es acorde con la realidad actual, es posible modificarlo a petición o bien de uno de los cónyuges o bien del Ministerio Fiscal, y siempre que se haya producido un cambio sustancial de las circunstancias originales, como por ejemplo que cambie la situación económica de alguno de los cónyuges de manera que se quiera replantear la cuantía de la pensión que un cónyuge aporta para contribuir con los gastos de la familia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*